flor de cebollino

Las flores siempre han tenido una relación muy amistosa con la mesa como decoración bonita y elegante. Pero…¿Y como ingrediente culinario?

Pues parece ser que desde que el hombre es animal recolector, anda por ahí comiendo flores. Si-si, comiendo flores. ¿Por qué nos hace raro poner una caléndula en la ensalada y sin embargo nos zampamos alegremente una alcachofa o una coliflor?

Me gustaría empezar una categoría del blog dedicada a las flores comestibles. A ver cuantas flores me atrevo a probar. Venga, la primera, la flor de cebollino.
cebollino
Es una florecita de color lila rosado, preciosa, compuesta por multitud de estrellitas agrupadas. Su sabor es muy similar al de la cebolla, pero más suave y sutil, con un toquecito picantón. Perfecta para una ensalada! Siempre sin cocinar, sirve también para adornar platos de carne y pescado.
He encontrado una receta de Pedro Subijana, que tiene una pinta estupenda. Aquí.

Las flores están disponibles en tiendas delicatessen (más o menos a 7 euros-15 gramos). También podemos comprar la plantita (cebollino) en un vivero y  cultivarla en casa, aunque entonces…¡habrá que esperar a que florezca!

Saluditos cordiales!