Merienda con mandil

Un arreglo rápido para la merienda con amigos cocinillas o amigotas reposteras adictas al delantal.

vaso-mandil

Necesitas únicamente:

Media mini-blonda de pastelería, unos centímetros de rafia, cinta adhesiva o pistola de cola, vasos chulos, cubiertos bonitos y servilletas especiales.

Corta la blonda por la mitad y pega la cinta de rafia en la parte superior. Atalo al vasito como si le pusieras un delantal. Deshilacha las puntas de la rafia para darle un aspecto punky.

Desdobla completamente la servilleta y empuja desde el centro al interior del vaso. Coloca el servicio de cubiertos y…ole!, el vaso con mandil más chulo jamás creado!…

Feliz merienda!